Iglesia Evangélica VIDA CRISTIANA:::: DIOS NO QUIERE CRISTIANOS EMPARCHADOS ::::

oda persona que ha experimentado que Dios existe, que es real, un ser vivo con el cual podemos tener un encuentro  a través de Jesús, tiene vida eterna (Jn. 3:16), es sellado por el Espíritu Santo (Ef. 1:12) con todos los beneficios y obligaciones que esto implica.
   Pero por sobre todas las cosas no debemos olvidar lo escrito por el apóstol  Pablo: " De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es, las cosas viejas pasaron, he aquí son hechas nuevas" (2° Corintios 5:17)  y también que "ya no vivo yo, mas Cristo vive en mi" (Gal 2:20).
   La Biblia es muy clara en esta enseñanza: Somos nuevas  criaturas en Cristo!! Hemos nacido de nuevo (Jn. 3:3) a un mundo espiritual  que no conocíamos en donde vivimos la experiencia más sublime, que es la de tener comunión con el Señor y Dios de toda la creación de forma directa e individual.
   Referente a este tema dijo Jesús: "Nadie pode remiendo de paño nuevo en vestido viejo, de otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo viejo y se hace peor la rotura." (Mc. 2:21)
   ¿Que es lo que Jesús desea enseñarnos en esta parábola?
   Desea enseñarnos lo siguiente: El vestido viejo simboliza a nuestra vieja manera de vivir antes de conocer  a Jesús y aceptarlo en nuestro corazón cono Salvador y Señor.
   Hay muchas personas que se encuentra como vestido viejo: rotas, heridas, lastimadas, y acuden al Señor para que  El realice milagros y así superar la situación que están sufriendo. Así vemos que se acercan a la iglesia muchos enfermos en busca de un Dios sanador, otros porque no tienen trabajo, o no tienen para el sustento diario, en busca de un Dios proveedor, otros por la situación que viven con sus familias entre los cónyuges, padres con hijos, jóvenes de la droga, delincuencia, prostitución, etc) buscan en Dios que los ayude y sane las heridas.
   Este tipo de personas que sólo buscan un Dios auxiliador, no desean cambiar, no le permiten a Dios que ordene su vida (como por ejemplo su escala de valores, nuevos principios cristianos éticos morales). Recordemos que la Biblia enseña que en Jesús somos "nuevos" y no "emparchados".
   El Dios de la Biblia no es como un empleado de una gomería que emparcha a todos los que a él acuden bajoneados, desinflados o heridos por la dureza de la vida. Dios nos quiere nuevos y desea ocupar el centro de nuestra vida, el primer lugar.
   Continuando con la explicación, el Señor Jesús "De otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo viejo y se hace peor la rotura".
El amor de Dios nos lleva más hacia El. Los deseos de Dios por tenernos más con El hoy y siempre, hace que nos inclinemos cada día más a El. La protección, el amparo y la paz  que sólo Dios no da, nos hace buscarlo cada día mas. Por lo tanto si nuestra vieja vida de vivir no ha cambiado, la rotura se hace peor. ¿Qué significa? Que si no permitimos que nos cambie por amor  a Dios y por el gran amor que El tiene para nosotros y continuamos con nuestra propia forma de vida, no encontraremos en Dios las respuesta a las necesidades del ser humano, entonces la rotura será peor. ¿Por qué? Porque ¿De donde vendrá nuestro socorro, sino es de Dios? Morirá la esperanza y la fe, quedando a la deriva fuera del amparo del omnipotente.
   Dios no se agrada cuando observa la vida de una persona (a la cual El ama muchísimo) llena de parches. Dios desea vernos nuevos y éste propósito se puede lograr y cumplir cada día.